El pastor Pedro Nel Tabares nació un 26 diciembre de 1972 en el municipio Antioqueño  de Concordia y fue trasladado a la edad de cinco años a Puerto Berrio donde vivió hasta los 11 años. Allí creció en un hogar sin valores cristianos y con mucha escasez económica, viéndose obligado a  trabajar en ventas desde los 8 años de edad.
Después de esto, toda su familia se estableció en la ciudad de Medellín y fue allí donde después de muchas dificultades de todo tipo, a la edad de veintitrés años el Señor empieza a tratar con él y a inquietarlo, tanto que usa a una antigua amiga quien ya había conocido el evangelio. Para este tiempo ya estaba casado con la que ahora es su compañera en el ministerio la hermana Armelsi Urrego, y con quien estaba viviendo una situación muy difícil y con problemas en el hogar.

Fue así que el 26 de Marzo de 1995 su amiga lo invita a un culto, y por primera vez él asiste a una iglesia cristiana. Ese día, escucha la palabra de labios del Rev. Gustavo Martinez, quien luego del mensaje invita a los amigos a entregar sus vidas a Cristo y el hermano Pedro no lo piensa dos veces y en ese mismo momento rindió su vida a Dios.

Muy contento y entusiasmado, a los nueve meses de convertido se sumerge a las aguas bautismales y desde ese momento se une a un grupo de evangelización, donde empieza a colaborar incansablemente juntamente con su esposa. Algunos meses después su  líder entrega el cargo y es ahí donde el recibe la gran responsabilidad de estar al  frente de este grupo, con el que  trabaja arduamente de la mano del Dios Todopoderoso, ya que desde recién convertido había sentido el llamado en el corazón de hacer la obra de Dios. Durante un año aproximadamente no ve muchos frutos, pero aún así persistían en la predicación y la enseñanza de la palabra.

En una visita de la hermana Carmen de Martínez a la iglesia del Doce de Octubre, el Señor la usó para profetizar que en ese lugar había una pareja que saldrían a trabajar como pastores, hoy cree firmemente que esa pareja eran el y su esposa.

En el trascurso de los 4 años posteriores sigue trabajando con esfuerzo y mucho sacrificio, evangelizando, visitando y enseñando la palabra de Dios y como resultado de esta labor y por el respaldo y misericordia de Dios se levanta la iglesia en el sector de Barrio Nuevo.

Por decisión de las autoridades en el 2001 entrega la iglesia, a la cual llega un pastor y está al frente de ésta durante nueve meses aproximadamente, luego este estrega y la iglesia queda sin pastor por otros diez meses más.  Este fue un período de grande prueba para el hermano Pedro y su familia, quienes inicialmente no entendían porque Dios estaba permitiendo esto. “Fue un largo desierto de diecinueve meses en los que llegamos a pensar que el Señor nos había descartado para el santo ministerio. Sin embargo, fue ahí, donde conocimos la fidelidad de Dios, quien nos sostuvo durante esos días difíciles”, dice el pastor.

El 21 de diciembre del 2002 son posesionados nuevamente en cumplimiento de la promesa que Dios había hecho, de que Él lo había puesto en ese lugar. Como dice en Génesis 28:15 .”He aquí, yo estoy contigo, y te guardaré por dondequiera que fueres, y volveré a traerte a esta tierra; porque no te dejaré hasta que haya hecho lo que te he dicho.”

A partir de ese momento el Señor comienza a bendecir la iglesia y en el 2004, la iglesia da un paso de fe y con pocos recursos disponibles se adquiere un terreno de 300 m2, con mucho esfuerzo y sacrificio al año siguiente, en el 2005, se logra inaugurar la primera etapa del templo es decir,  primer piso.

Paulatinamente el Señor le iba dando crecimiento a la congregación y el 15 de junio de 2011 se inaugura el 2 piso con 24O m2, luego en el tercer piso se construye los salones de escuela dominical y un apartamento donde vive una familia de la iglesia.

El 12 de enero del 2003 en una convención en Bogotá, es reconocido como obrero laico y en enero del 2009 es promovido al grado de ministro licenciado.

Cada año que pasa el Señor bendice la iglesia de manera espiritual y numérica, así como en el desarrollo de sus instalaciones que años tras año han ido mejorando y al día de hoy se cuenta un área construida  de más de 620 m2.

Estoy muy agradecido con el Señor por todos estos años en lo que me ha permitido estar al frente de esta congregación, la cual por su gracia hemos visto nacer y crecer. Al día de hoy estamos trabajando en la construcción de la página web, lo cual nos ha demandado la adquisición de numerosos equipos así como la construcción de la oficina donde está funcionando. La visión que se tiene con la ayuda de Dios es poder llegar a través de estos medios a miles de hogares en el mundo entero y alcanzar muchas almas para el reino de los cielos, dice el pastor.